Olvídate de Hide My Ass gratis y suscríbete a sus planes ya

En un mundo donde es prácticamente inevitable conectarse a internet, y existen tantos temores sobre el manejo de nuestra privacidad y la información que compartimos en la red, es que surgen alternativas como las VPN para mantener cifrada y protegida nuestra identidad. Hide My Ass es una de esos servicios de VPN que facilita a su vez el acceso a servidores remotos para navegar libremente.

Libertad con un costo

Si de libertad hablamos, posiblemente te surja la idea de que este es un servicio gratuito, pero no. Un servicio de VPN tiene costos, porque requiere tener y mantener tecnología de punta, tanto en hardware como en software de monitoreo y cifrado. Por ello, ten cuidado si te hablan de Hide My Ass gratis, porque son ofertas fraudulentas, que exponen tu seguridad e identidad.
HideMyAss, en cambio, te ofrece un único servicio, con diferentes opciones de suscripción mensual, semestral o anual, y no necesitas grandes requisitos para contratarlo; tan solo visita su página web en línea y regístrate como usuario nuevo. Luego, selecciona el plan para ti y paga mediante tarjetas de crédito, PayPal o transferencia bancaria.

Más que simple privacidad

Si mantener tu privacidad no es el más importante beneficio de contar con Hide My Ass, nos atrevemos a resumirte tres ventajas que consideramos harán tu experiencia grata:

  • Mayor velocidad de navegación, con el acceso a servidores en unos 190 países; esto es decir que navegarás como si estuvieras en ellos.  
  • Acceso desde diferentes dispositivos con conexión a internet a una simple interfaz que facilita escoger el servidor y activar el cifrado de tus datos. 
  • Soporte virtual en tiempo real las 24 horas del día.

Si decides contratar Hide My Ass por primera vez, goza adicionalmente de la garantía de satisfacción, en la cual te devuelven tu dinero si en el primer mes no estás convencido de su servicio. Con esa oferta en mente, atrévete a probar Hide My Ass sin dudar.